Claressa Shields y el futuro de las MMA femeninas

Hablar del futuro de un deporte es algo complicado y más si es el último gran deporte creado y el cuál sigue evolucionando tanto a nivel deportivo como promocional y como de fanaticada.

Ser mujer nunca ha sido fácil, esa es una verdad a lo largo de la historia, pero ser mujer y meterse en un mundo de hombres como es pelear, es algo el doble de complicado, pocas mujeres han saltado a la fama en estos mundos, ni boxeo, ni kick boxing y mucho menos muay thai (las mujeres no pueden pelear en los estadios Lumpinee y Radja). Pero la UFC ha logrado algo histórico y muy poco apreciado, gracias a Ronda Rousey las mujeres tienen un espacio que antes no se tenía, su llegada como su éxito es solo comparable al de Conor Mcgregor.

El octágono más famoso del mundo se encarga de poner a mujeres en sus carteleras más importante y las promociona mucho mejor que en los otros deportes mencionados. Dicen que las comparaciones son odiosas, pero a veces hacerlo son necesarias. En UFC puedes ver carteleras protagonizadas por mujeres, pero no pasa lo mismo en boxeo, y en cuanto al dinero es más que claro que en el boxeo hay mucho más dinero, pero no es este el caso cuando se trata de mujeres, ya que el dinero de una peleadora de MMA es igual o en ocasiones más que una boxeadora.

Por todo lo mencionado, Claressa Shields, posiblemente la mejor boxeadora femenina de la historia, ganadora de 2 medallas olímpicas y también campeona mundial en 3 categorías (supermediano, mediano y semimediano) decidió fichar con PFL, una promotora de segundo orden en el mundo de las MMA pero un buen movimiento para comenzar esta aventura. La escena del combate ya vaticina una posible pelea frente a Kayla Harrinson actual campeona y 2 veces medalla de oro en judo.

Este paso de Shields tiene una razón principal muy obvia, el dinero, sin mencionar que hasta hace pocas semanas el youtuber Jake Paul de “Los pseudo boxeadores de youtube” ganó una bolsa de 750.000 dólares, dejan en claro que este factor no cambiaria en el corto ni mediano plazo.

Mauricio Sulaiman, presidente del WBC, comentó a LA AFICIÓN: “Es complicado, antes no existía esta opción (de saltar a otro deporte), ella es una mujer de convicciones fuertes. Holly Holm lo hizo como una buena campeona y noqueó en aquella pelea a Ronda Rousey. Es difícil evaluar y dar una opinión. Claressa ha recibió del boxeo todo, dos medallas, múltiples campeonatos, la pandemia ha causado que muchos tomemos decisiones diferentes a lo usual, porque se nos ha movido la vida”, explicó.

El tiempo dirá si con esto habrá mas boxeadoras que dejen el boxeo para empezar en las MMA o si boxeadores del mismo nivel de jerarquía que Clarissa se animaran a dar el salto a la jaula. Le vaya bien o mal, las MMA tienen un pedazo del pastel, que nadie más tiene y eso es el negocio de ser peleadora, que no es poca cosa.