Roger Blanqué: «Sigo teniendo entre ceja y ceja, como objetivo principal, cruzar el charco para pelear en alguna liga de la talla de Combate Américas»

Me gustaría que la primera pregunta fuera una carta de presentación. ¿Quién es Roger Blanqué  y cómo llegó a ser peleador de MMA?
Roger Blanqué es un chico de 25 años de Santa Coloma de Gramanet que pelear forma parte de su ADN y su propósito es llegar a lo más alto.
Desde muy temprana edad empecé en el mundo de las artes marciales, desde los 8 años hasta los 15 hice judo y kárate, luego combiné un tiempo el fútbol con el boxeo y las MMA. A los 18 años me di cuenta de que cuando mejor me sentía era cuando estaba peleando, en ese momento solamente estás tú y tu rival, lo demás ya no importa una vez entras en la jaula; Es algo tan salvaje, pero respetuoso a la vez, durante 15 minutos intentas arrancarle la cabeza a tu rival, pero luego le muestras tus respetos y hasta en alguna ocasión luego te vas de fiesta con él. Esa “mierda” es de locos y me gustaba de verdad, así que decidí dejar el fútbol y centrarme de lleno en las MMA hasta el día de hoy.

Explícanos la historia del apodo de “El Irlandés”.
El responsable de mi apodo es ni más, ni menos que Ramón Boixader. Un día entrenando en el gimnasio me vio cara de irlandés y ya empezó con sus bromitas. Tengo la barba pelirroja y ese día, supongo que no me la afeitaría y creo que llevaba la boina que suelo traer. Se lo puse blanco y en botella y como al que tiene los ojos achinados le dicen chino, pues así se me quedó el apodo de irlandés.

A lo largo de tu etapa profesional has bajado de la división de peso pluma (145 libras) a peso gallo (135 libras) e incluso en tu última pelea en Barcelona Fight League competiste en un peso pactado de 128 libras. ¿En qué categoría de peso te sientes más cómodo y en cuál tienes pensado competir en un futuro?
En mis últimos tres combates he intentado pelear en las 125 libras, pero por retirada de mi rival, por lesión o por X circunstancia me han cambiado el rival a pocos días, he tenido que aceptar la pelea en el peso del sustituto encontrado.
Siempre me he sentido bien en las 135 libras, ya que no he tenido que hacer bajada de agua, con un poco de dieta siempre he llegado bien, pero en la categoría que más fuerte, más cómodo y más daño sé que puedo y voy a hacer es en las 125 libras.

Actualmente estás en tu mejor momento deportivo con 4 victorias consecutivas en tu casillero y estás llamando ya a las puertas de grandes promotoras a nivel nacional e internacional. ¿Cuáles son tus objetivos a corto-medio plazo?
A corto-medio plazo, antes de la maldita pandemia, tenía previsto pelear en Alemania en el evento Aggrelin y luego me hubiera gustado disputar el cinturón en el Barcelona Fight League. Si cuando pase toda esta locura se vuelven a organizar dichos eventos, estaré allí para pelear.
También tenía y sigo teniendo entre ceja y ceja, como objetivo principal, cruzar el charco para pelear en alguna liga de la talla de Combate Américas, por ejemplo.

El año pasado pudiste viajar a Tailandia y conocer un país que tiene en el ADN de sus habitantes la cultura de los deportes de contacto. ¿Con qué te quedas de dicho viaje?
Me quedaría con dos cosas: Con los entrenamientos que hice en el Tiger Muay Thay, ya que aluciné con lo enorme que era el gimnasio y con las peleas de borrachos que hacían en un bar de las Phi Phi Islands, en las cuales participamos mis colegas y yo. (risas)

En el MMA Barcelona Team hay peleadores de la talla de Ray Boixader, Simone Serra, Fabià Sintes o Ignacio Capella entre otros. ¿Qué secreto tiene la academia?
La verdad es que es un placer poder entrenar con luchadores de esta talla. Para mí, el único secreto que hay radica en que somos un grupo de gente humilde a la cual le gusta pegarse, ama lo que hace y vamos todos a una.

¿Contra quién te gustaría competir en el panorama nacional e internacional?
No tengo preferencia por nadie, ponerme a quien sea delante y lo enfrentaré.

¿Tienes algún ídolo o modelo a seguir dentro de las MMA?
Ídolo no tengo, pero como modelo a seguir me gusta la forma de pensar de Georges St-Pierre, un tipo callado que habla en el octágono, no fuera.

¿Qué es lo primero que te viene a la cabeza al escuchar las siguientes palabras?
– Ray Boixader: Igual que fue el responsable de mi apodo, también es el responsable que esté donde estoy. Se lo debo casi todo.

– UFC: Un sueño que me gustaría alcanzar.

– MMA Barcelona Team: Más que un equipo, una segunda familia.

– Titín: Es un gran tío. Siento respeto, fuimos rivales una vez en la jaula y solo puedo decir cosas buenas de él. Siempre que estoy por Valencia me acoge con los brazos abiertos en su gimnasio.

– Combate Américas: Uno de mis objetivos principales.

– Víctor Núñez: Ganas y pura motivación. Uno de los mejores entrenadores de España de striking, es una piza clave para mí y para mis compañeros. Es un luchador en activo y se ha introducido hace un tiempo en las MMA, en cuanto salga de la lesión vais a escuchar su nombre.

– Futuro: Solo pienso en el presente, lo que tenga que venir que venga, estaré preparado.

– MMA: Un estilo de vida.

– Familia: Mi máximo apoyo, daría la vida por mi familia.

Despidiendo la entrevista, es tu momento para mandar un saludo o mensaje a los seguidores de La Jaula del MMA.
Quiero dar las gracias antes de nada a La Jaula del MMA por la entrevista, también a los seguidores para que sigan apoyando las MMA y sus luchadores/as españoles/as, del espectáculo ya nos encargamos nosotros. Un saludo.