EntrevistasMMA España

Emeterio Ortega Pulido – La Entrevista

– Me gustaría que la primera pregunta fuera una carta de presentación para la gente que no te conoce. ¿Quién es Emeterio Ortega Pulido y cómo llegó a ser peleador de MMA?
Soy un chaval normal, que como cualquier niño de España, compagina estudios con deporte, lo único que en lugar de fútbol, me dió por los deportes de contacto (aunque de pequeño solo daba patadas al balón). 
Dejé de jugar al fútbol y aparté el deporte durante un tiempo, hasta que decidí apuntarme a K1 en el “Club Buda”, donde entrenaban mis amigos. Hasta que un día, jugando con mi primo al UFC 2, pensamos que sería muy interesante adentrarnos en ese mundo y probarlo. Por suerte, al lado de casa, un año atrás,  inauguraron la academia Lilius Barnatt.

– Con apenas 20 años has realizado varias peleas amateurs y estudias en la Facultad de Estudios Sociales y del Trabajo de la Universidad de Málaga. ¿Cómo compaginas los estudios con los entrenamientos?
Cuando me apunté a la academia Lilius Barnatt, coincidió mi segundo año de Bachillerato. Fue una época un poco complicada porque en las fechas en las que debía examinarme en Selectividad, también se realizaba el primer seminario de Brad ‘One Punch’ Pickett en la academia Lilius Barnatt. Por supuesto, no quería perder la oportunidad de compartir tiempo y entrenamientos con un gran luchador y entrenador como él. Al final salió todo bien y pude aprobar con buena nota, entrando en la carrera que quería. Ahora es más fácil, compaginar clases de Universidad con el deporte que amas no es tan complicado si te mantienes centrado y con ganas. Es todo una cuestión de querer de verdad.

– Actualmente tienes un récord de 4-0 en el circuito amateur. ¿Cuáles son tus objetivos a corto y largo plazo como artista marcial?
A corto plazo, recuperarme totalmente de las lesiones de hombro que llevo arrastrando desde hace más de un año, las cuales no me han permitido entrenar al 100% ni pelear con mi estilo natural. A partir de ahí, seguir entrenando, aprendiendo de los grandes entrenadores y compañeros que me rodean. Seguir ganando experiencia como amateur, con buenas peleas, para que el salto a profesional sea lo más natural posible, sin que suponga un gran cambio.

– En el pasado evento de Vida Fight Championship, el gimnasio de Lilius Barnatt MMA consiguió 7 victorias de 7 participaciones. ¿Qué secreto tiene el gimnasio?
Por suerte, nosotros tenemos la oportunidad de ser entrenados y aconsejados por grandísimos luchadores. Todos ellos con mucha experiencia en las MMA, grappling y BJJ. Compartir tatami con gente como Luke Barnatt, Jay Cucciniello, Daniel ‘Jacaré’ Toledo, Santeri Lilius… hay mucho nivel. Además, todos ellos tienen una capacidad de enseñar grandísima, y se involucran al máximo con todos nosotros. También viene gente de todas partes del mundo a entrenar al gimnasio, tenemos seminarios de Brad Pickett, vienen entrenadores del nivel de Carl Prince y jóvenes con un futuro brillante como por ejemplo del gimnasio “All Powers” de Manchester. A eso súmale el hambre por aprender, la constancia, el respeto y la humildad de cada integrante del equipo, de niños a mayores… Acabamos aprendiendo y forzando a nuestros compañeros a superarse.

– Te hemos visto rodearte de figuras como Enrique “Wasabi” Marín, Daniel Toledo, Jay Cuccinello o el propio Luke Barnatt. ¿Cuéntanos alguna anécdota que hayas tenido con alguno de ellos?
Hay varias, la más reciente es con Jay Cucciniello. Para que te des cuenta de su nivel de involucración con nosotros; En las semanas previas al reciente evento de VIDA FC, entrenamos varias veces con él a las 06.00 de la mañana. Venía de Fuengirola, entrenábamos con él y se iba corriendo para irse al trabajo. 
Con Luke, la noche anterior a mi primera pelea, en el evento realizado en Sevilla llamado On Fire Fight Night, estuvimos gran parte del tiempo jugando al UFC 3. No paraba de ganarle. Al día siguiente, delante de los demás decía que me dejaba ganar para darme confianza para la pelea… lo cual no deberías creerte. Durante este tiempo hemos pasado por muy buenos momentos todo el equipo.

– ¿Tienes alguna manía o ritual antes de subirte a la jaula?
La verdad es que actualmente, no. Simplemente escucho música e intento estar con mis compañeros, sobretodo si peleamos varios del gimnasio. Intento ver sus peleas, aunque las sufra más que la mía propia.

– ¿Qué nombres de la nueva escuela del panorama nacional van a dar que hablar a corto-medio plazo?
Dos compañeros de mi gimnasio seguro que darán que hablar en los próximos años. Vincenzo Bussolotti es uno de ellos, tiene solo 15 años y es increíblemente completo, además de estar centrado al máximo en las MMA. Vais a oír también mucho el nombre de Gabi ‘The Ghost’ Gómez. Lleva muy poco tiempo entrenando, pero parece que tiene una especie de don para esto.

– ¿Tienes algún ídolo o modelo a seguir dentro de las MMA?
Quizás no como modelo a seguir, pero me fijo mucho en la personalidad de Max Holloway. No le hace falta utilizar las malas formas o el ‘márketing’ de otros luchadores para dar espectáculo, él lo da dentro de la jaula. Ese es el tipo de mentalidad que intento seguir.

– Despidiendo la entrevista, es tu momento para mandar un saludo o mensaje a los seguidores de La Jaula del MMA.
Mi mensaje para los lectores y seguidores de La Jaula del MMA es que sigan apoyando al deporte, a los luchadores de nuestro país, tanto a los jóvenes que empezamos como a los ya consagrados. Tenemos que seguir haciendo crecer este deporte en nuestro país, pero sin el apoyo y la visualización de los medios es muy difícil, aunque está cambiando poco a poco.